Carrillada en salsa de vino tinto al estilo casero

Si eres un amante de la buena comida, no puedes perder la oportunidad de probar esta deliciosa receta de carrillada en salsa de vino tinto al estilo casero. Preparada con los mejores ingredientes y siguiendo los métodos tradicionales de cocina, esta receta te transportará a los sabores de antaño. La textura suave y jugosa de la carne se complementa a la perfección con la intensidad de la salsa de vino tinto. ¡No esperes más y descubre cómo preparar esta delicia en tu propia cocina!

Ingredientes:
– 1 kg de carrillada de cerdo
– 1 cebolla grande
– 3 dientes de ajo
– 2 zanahorias
– 2 hojas de laurel
– 200 ml de vino tinto
– 500 ml de caldo de carne
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta al gusto

Valor nutricional de los ingredientes:
– Carrillada de cerdo: rica en proteínas y vitaminas del complejo B.
– Cebolla: fuente de antioxidantes y fibra.
– Ajo: rico en antioxidantes y ayuda a reducir la presión arterial.
– Zanahorias: ricas en vitamina A y fibra.
– Vino tinto: contiene antioxidantes y puede tener beneficios para la salud cardiovascular.
– Caldo de carne: fuente de proteínas y minerales como el hierro y el zinc.
– Aceite de oliva: fuente de grasas saludables y antioxidantes.

Paso a paso:
1. En una olla grande, calentar un poco de aceite de oliva y dorar la carrillada por ambos lados.
2. Retirar la carne de la olla y reservar.
3. En la misma olla, agregar la cebolla picada, los ajos picados y las zanahorias peladas y cortadas en rodajas.
4. Sofreír las verduras hasta que estén tiernas.
5. Agregar el vino tinto y dejar que se reduzca a la mitad.
6. Añadir el caldo de carne, las hojas de laurel y la carne reservada, asegurándose de que quede cubierta por la salsa.
7. Tapar la olla y cocinar a fuego lento durante 2 horas o hasta que la carne esté tierna.
8. Retirar las hojas de laurel y ajustar la sal y la pimienta al gusto.
9. Servir la carrillada con la salsa y acompañar con patatas fritas o puré de patatas.

Valor nutricional por porción (considerando 6 porciones):
– Calorías: 431
– Grasas: 20 g
– Proteínas: 37 g
– Carbohidratos: 17 g
– Fibra: 3 g
– Azúcares: 5 g
– Colesterol: 123 mg
– Sodio: 560 mg

¡Disfruta de esta deliciosa y nutritiva receta de carrillada en salsa de vino tinto al estilo casero!

La carrillada en salsa de vino tinto al estilo casero se puede acompañar con puré de patatas, arroz blanco o una ensalada fresca de lechuga y tomate.

1. Asegúrate de que la carne esté bien limpia antes de cocinarla.
2. Utiliza una olla o cazuela de fondo grueso para evitar que la salsa se queme.
3. Cocina la carne a fuego lento y durante un tiempo suficiente para que quede tierna y jugosa.
4. Añade el vino tinto poco a poco mientras cocinas la salsa para que no quede demasiado líquida.
5. Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes añadir algunas especias como pimienta negra o tomillo.

Cantidad de carrilleras de cerdo por kilo

Para preparar una deliciosa carrillada en salsa de vino tinto al estilo casero, es importante conocer la cantidad de carrilleras de cerdo que necesitamos por kilo. Las carrilleras son una pieza de carne muy sabrosa que se encuentra en la zona de la mandíbula del cerdo.

En promedio, una carrillera de cerdo pesa entre 150 y 200 gramos, por lo que necesitaríamos entre 5 y 7 carrilleras para obtener un kilo de carne. Es importante tener en cuenta que este peso puede variar según el tamaño de la pieza y el proveedor donde la adquiramos.

Es recomendable buscar carrilleras de cerdo de buena calidad, preferiblemente de cerdos criados en libertad y sin hormonas ni antibióticos. Además, es importante que estén bien limpias y desprovistas de cualquier resto de grasa o hueso.

Carrilleras: ¿Cerdo o ternera?

Carrilleras: son un corte de carne que se encuentra en la zona de la mandíbula del animal. Es una carne muy tierna y jugosa debido al alto contenido de colágeno que posee.

Cerdo: Las carrilleras de cerdo son más económicas que las de ternera y tienen un sabor más intenso. Son ideales para guisos y estofados, ya que se cocinan lentamente y se ablandan.

Ternera: Las carrilleras de ternera son más caras que las de cerdo, pero son más suaves y delicadas. Tienen un sabor más suave y se pueden cocinar de manera más rápida que las de cerdo.

En general, la elección de la carne dependerá del gusto personal y del presupuesto. Ambas opciones son deliciosas y permiten preparar platos exquisitos como la carrillada en salsa de vino tinto al estilo casero.

La carrillada: ¿Qué carne es?

La carrillada es un corte de carne procedente de las mejillas de cerdo, vaca o ternera. Es una pieza muy jugosa y tierna, pero que necesita de una cocción lenta y a baja temperatura para conseguir su pleno sabor y textura.

Es un corte muy utilizado en la gastronomía española, especialmente en guisos y estofados. La carrillada de cerdo es la más común y económica, pero la de ternera o vaca es más sabrosa y se utiliza en platos más elaborados.

Para preparar una carrillada en salsa de vino tinto al estilo casero, es importante elegir una carne de buena calidad y cocinarla a fuego lento durante varias horas. De esta forma, se conseguirá una carne muy tierna y con mucho sabor.

  • La carrillada es un corte de carne procedente de las mejillas de cerdo, vaca o ternera.
  • Necesita de una cocción lenta y a baja temperatura para conseguir su pleno sabor y textura.
  • Es un corte muy utilizado en la gastronomía española, especialmente en guisos y estofados.
  • Para preparar una carrillada en salsa de vino tinto al estilo casero, es importante elegir una carne de buena calidad y cocinarla a fuego lento durante varias horas.

La carrillada en salsa de vino tinto es un plato casero que no deja indiferente a nadie. Su sabor y textura son una verdadera delicia para el paladar. Con esta receta podrás preparar un plato espectacular y sorprender a tus invitados. No dudes en probarla y disfrutar de todo su sabor.

Deja un comentario