Sabrosa carrillada con salsa casera de la abuela

¿Te apetece probar una deliciosa carrillada con una salsa casera que te transportará a la cocina de la abuela? ¡Estás en el lugar correcto! En este artículo te enseñaremos a preparar una carrillada tierna y jugosa, acompañada de una salsa casera llena de sabor y tradición. Con ingredientes simples y un poco de paciencia, podrás sorprender a tus comensales con un plato de alta cocina en la comodidad de tu hogar. ¡No te pierdas esta receta!

Ingredientes:
– 1 kg de carrillada de cerdo
– 2 cebollas grandes
– 3 zanahorias
– 1 pimiento verde
– 4 dientes de ajo
– 1 hoja de laurel
– 1 ramita de tomillo
– 1 ramita de romero
– 2 tazas de caldo de carne
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta al gusto

Para la salsa:
– 2 tomates maduros
– 1 cebolla
– 2 dientes de ajo
– 1 pimiento rojo
– 1 taza de caldo de carne
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:
1. Cortar las verduras en trozos grandes y reservar.
2. En una olla grande, calentar el aceite de oliva a fuego medio-alto. Sellar la carrillada por ambos lados hasta que estén doradas.
3. Agregar las verduras y saltear durante 5 minutos.
4. Añadir el caldo de carne, la hoja de laurel, el tomillo y el romero. Llevar a ebullición y reducir el fuego a medio-bajo.
5. Cocinar a fuego lento durante 2 horas hasta que la carne esté tierna. Agregar agua si es necesario.
6. Para la salsa, cortar las verduras en trozos pequeños y saltear en una sartén con aceite de oliva hasta que estén tiernas.
7. Añadir el caldo de carne y dejar cocinar durante 10 minutos.
8. Licuar la salsa y pasar por un colador fino para obtener una textura suave.
9. Verter la salsa de la abuela sobre la carrillada y servir caliente.

Valor nutricional (por porción):
– Calorías: 380
– Proteínas: 28 g
– Grasas: 20 g
– Carbohidratos: 18 g
– Fibra: 3 g
– Vitamina A: 70% del valor diario recomendado
– Vitamina C: 60% del valor diario recomendado
– Hierro: 25% del valor diario recomendado

Puedes acompañar esta receta con patatas asadas, arroz blanco o una ensalada fresca.

1. Cocina la carrillada a fuego lento para que esté tierna y jugosa.
2. Añade una pizca de azúcar a la salsa para equilibrar el sabor y reducir la acidez.
3. Añade un poco de vino tinto a la salsa para darle un toque de sabor y profundidad.
4. Deja reposar la carne en la salsa durante unos minutos antes de servir para que absorba todos los sabores.
5. Acompaña la carrillada con una guarnición de patatas o arroz para disfrutar de una comida completa.

¿Cuál es la distinción entre carrillera y carrillada?

Carrillera: es el músculo de la mandíbula de la res o del cerdo, situado en la parte inferior de la cabeza. Es una carne muy gelatinosa y tierna debido a su alto contenido en colágeno. Por lo general, se cocina lentamente para que la carne se ablande y se deshaga en la boca.

Carrillada: es un corte de carne que se obtiene de la carrillera y se puede hacer tanto con carne de cerdo como de ternera. A menudo se confunde con la carrillera, pero la carrillada es un corte más grande que incluye músculos adicionales. Es ideal para estofados, guisos y platos de cocción lenta.

¿Cuál es la mejor opción: carrilleras de cerdo o de ternera?

Si estás buscando un plato delicioso y reconfortante, las carrilleras son una excelente opción. Pero, ¿qué tipo de carne debes elegir? Veamos las diferencias entre las carrilleras de cerdo y de ternera.

Carrilleras de cerdo

  • La carne de cerdo es más económica que la ternera.
  • Las carrilleras de cerdo son más jugosas y tiernas que la carne de cerdo tradicional.
  • La carne de cerdo tiene un sabor más fuerte y se complementa bien con sabores dulces y picantes.

Carrilleras de ternera

  • La carne de ternera es más cara, pero tiene un sabor más suave y delicado.
  • Las carrilleras de ternera son más magras que las de cerdo.
  • La carne de ternera es más versátil y se puede cocinar de muchas formas diferentes.

¿Cuál es la porción correspondiente a la carrillada?

La porción correspondiente a la carrillada puede variar dependiendo del tamaño de la pieza y de la receta en particular. En general, se considera que una porción de carrillada tiene un tamaño aproximado de 150 gramos por persona. Sin embargo, algunos chefs y cocineros recomiendan porciones más grandes o más pequeñas dependiendo de la preparación.

Si estás pensando en preparar la carrillada con salsa casera de la abuela, te recomendamos que calcules la cantidad de carne en función del número de comensales y de sus apetitos. Una buena opción es comprar entre 200 y 250 gramos de carne por persona para asegurarte de que todos queden satisfechos.

Recuerda que la carrillada es una carne tierna y jugosa que se cocina a fuego lento, por lo que es importante tener en cuenta que su volumen se reducirá durante la cocción. En general, se estima que la carne pierde entre un 25% y un 30% de su peso inicial durante el proceso de cocinado.

¿Cuál es el peso promedio de una carrillera de cerdo?

El peso promedio de una carrillera de cerdo varía dependiendo de la raza y la edad del cerdo. En general, una carrillera de cerdo pesa alrededor de 200-250 gramos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunas carrilleras pueden pesar hasta 500 gramos.

Si estás planeando cocinar una carrillera de cerdo, es recomendable que compremos la cantidad suficiente para alimentar a nuestros comensales. Una buena regla general es calcular alrededor de 200 gramos de carne por persona.

Es importante recordar que la carne de cerdo debe cocinarse adecuadamente para evitar enfermedades transmitidas por los alimentos. La temperatura interna de la carrillera debe alcanzar al menos los 63°C antes de ser consumida.

Si estás buscando una receta para sorprender a tus comensales, la sabrosa carrillada con salsa casera de la abuela es una excelente opción. Su sabor y textura harán que disfruten cada bocado y quieran repetir. Además, la preparación es sencilla y los ingredientes son accesibles. Así que no dudes en probar esta deliciosa receta que te transportará a los sabores de antaño.

Deja un comentario