Fácil receta de carrillada en salsa para el fin de semana

¿Quieres sorprender a tus invitados con una deliciosa receta de carrillada en salsa? Esta receta es ideal para el fin de semana, ya que es muy fácil y rápida de preparar. La carne queda tierna y jugosa, y la salsa le da un sabor espectacular. Además, podrás acompañarla con patatas fritas o arroz blanco. Sigue leyendo y descubre cómo preparar esta deliciosa receta en pocos pasos.

Ingredientes:
– 1 kg de carrillada de cerdo
– 2 cebollas grandes
– 4 dientes de ajo
– 2 zanahorias grandes
– 1 pimiento rojo
– 1 pimiento verde
– 1 lata de tomate triturado
– 1 vaso de vino tinto
– 2 hojas de laurel
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta al gusto
– Agua

Pasos a seguir:

1. En una olla grande, calentar un poco de aceite de oliva a fuego medio y dorar la carrillada por ambos lados. Retirar de la olla y reservar.

2. En la misma olla, añadir un poco más de aceite de oliva y sofreír las cebollas, los ajos, las zanahorias y los pimientos picados. Cocinar hasta que estén tiernos.

3. Agregar la lata de tomate triturado y el vaso de vino tinto. Mezclar bien y dejar cocinar durante unos minutos.

4. Añadir las hojas de laurel, sal y pimienta al gusto y volver a colocar la carrillada en la olla. Agregar suficiente agua para cubrir la carne.

5. Cocinar a fuego lento durante aproximadamente 2 horas o hasta que la carne esté tierna y se deshaga con facilidad.

6. Servir caliente con una guarnición de patatas fritas o una ensalada fresca.

Valor nutricional por porción:
– Calorías: 350 kcal
– Proteínas: 32 g
– Grasas: 15 g
– Hidratos de carbono: 20 g
– Fibra: 5 g

Puedes acompañar la carrillada en salsa con patatas fritas, arroz blanco o puré de patatas. También puedes servirlo con una ensalada verde o verduras asadas.

– Asegúrate de limpiar bien las carrilleras antes de cocinarlas.
– Marca las carrilleras en la sartén antes de añadir la salsa para darles un poco más de sabor.
– Cocina las carrilleras a fuego lento durante varias horas para que queden tiernas.
– Si la salsa queda demasiado líquida, puedes añadir un poco de maicena diluida en agua para espesarla.
– Prueba la salsa antes de servir y ajusta la sal y la pimienta si es necesario.
– Sirve las carrilleras con guarnición de patatas, arroz o verduras asadas para completar el plato.

Cómo preparar la carrillada para que quede tierna

La carrillada es un corte de carne que puede resultar duro si no se cocina adecuadamente. Para que quede tierna y jugosa, sigue estos consejos:

  1. Elige carrilladas frescas y de buena calidad.
  2. Marina las carrilladas en vino tinto, ajo, cebolla y especias durante al menos 12 horas en la nevera. Esto ayudará a ablandar la carne y a darle sabor.
  3. Saca las carrilladas de la marinada y sécalas con papel de cocina antes de cocinarlas.
  4. Dóralas en una sartén con aceite caliente para sellar los jugos.
  5. Cuece las carrilladas a fuego lento en una olla con salsa durante al menos 2 horas. La salsa debe cubrir la carne para evitar que se seque.
  6. Si usas una olla a presión, reduce el tiempo de cocción a 45-60 minutos para obtener una carne tierna y jugosa.
  7. Deja reposar la carne unos minutos antes de servir para que los jugos se distribuyan bien.

Los ingredientes esenciales de la salsa de carrillada

  • Carrilladas: este es el ingrediente principal de la receta. La carrillada es una carne tierna y jugosa que proviene de la mejilla del cerdo. Es importante elegir una buena calidad de carrillada para asegurar el éxito de la receta.
  • Cebolla: la cebolla es un ingrediente esencial en la mayoría de las salsas y guisos. Aporta sabor y dulzor a la salsa de carrillada.
  • Zanahoria: la zanahoria aporta dulzor y color a la salsa. Además, su textura suave ayuda a espesar la salsa.
  • Tomate: el tomate es otro ingrediente importante en la salsa de carrillada. Añade acidez y sabor a la salsa. Se puede utilizar tomate natural o en conserva.
  • Ajo: el ajo es un ingrediente con mucho sabor que no puede faltar en la salsa de carrillada. Aporta un toque picante y un aroma delicioso.
  • Caldo de carne: el caldo de carne es la base líquida de la salsa. Se puede utilizar caldo casero o de bote.
  • Vino tinto: el vino tinto es el ingrediente que aporta un sabor intenso y complejo a la salsa. Se puede utilizar cualquier tipo de vino tinto, pero es recomendable elegir uno de buena calidad.
  • Especias: se pueden añadir diferentes especias según el gusto de cada persona. Las especias más comunes en la salsa de carrillada son el laurel, el pimentón y el clavo.

Consejos para cocinar la carrillada en el horno de forma sencilla

Si quieres cocinar una deliciosa carrillada en el horno, aquí te dejamos algunos consejos que te ayudarán a hacerlo de forma sencilla:

  • Prepara bien la carne: antes de cocinar la carrillada en el horno, asegúrate de que la carne esté bien limpia y sin restos de grasa.
  • Marina la carne: para darle más sabor a la carrillada, puedes marinarla durante varias horas o incluso toda la noche antes de cocinarla en el horno. Puedes utilizar ingredientes como vino tinto, ajo, cebolla, pimienta, entre otros.
  • Utiliza una fuente adecuada: es importante utilizar una fuente que sea apta para horno y que tenga el tamaño adecuado para la cantidad de carne que vayas a cocinar.
  • Cocina la carne a fuego lento: para que la carne quede tierna y jugosa, es importante cocinarla a fuego lento y durante varias horas. Una buena opción es cocinarla a 160 grados Celsius durante unas 3 horas.
  • Añade líquido: para evitar que la carne se seque durante la cocción en el horno, es recomendable añadir un poco de líquido como caldo de carne, vino tinto o agua.

Con esta fácil receta de carrillada en salsa, podrás sorprender a tus invitados en cualquier comida o cena de fin de semana. La textura suave y jugosa de la carne, acompañada de una deliciosa salsa, hará que todos queden encantados. Además, su preparación es muy sencilla y no requiere de muchos ingredientes. ¡Anímate a probarla y deja que tu paladar disfrute de esta deliciosa combinación de sabores!

Deja un comentario