Receta fácil y deliciosa para cocinar Cigalas al ajillo

Aprende a cocinar unas deliciosas cigalas al ajillo con nuestra receta paso a paso. El ajo y el vino blanco le dan un sabor increíble a estas deliciosas mariscos. ¡Prueba nuestra receta hoy mismo!

Las cigalas son un marisco delicioso y versátil, con un sabor suave y una textura tierna. Cocinarlas al ajillo es una manera sencilla de obtener un gran sabor, ya que el ajo y el vino blanco le dan un sabor intenso y delicioso. En esta receta te mostraremos como cocinar unas cigalas al ajillo de manera fácil y deliciosa.

 

Ingredientes:

1 kg de cigalas limpias
6 dientes de ajo
1/4 taza de vino blanco
1/4 taza de caldo de pescado
1/4 taza de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto
Perejil picado para decorar

Paso a paso:

Limpia las cigalas, retirando las cabeza y las patas.
Picar finamente el ajo.
Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto.
Añade el ajo picado y cocina durante unos minutos hasta que esté dorado.
Agrega las cigalas a la sartén y cocina durante 2-3 minutos por cada lado o hasta que estén cocidas por completo.
Agrega el vino blanco y el caldo de pescado y cocina durante unos minutos más.
Sazona con sal y pimienta al gusto.
Sirve caliente y decora con perejil picado.

Valor nutricional (por porción de 100g)

Calorías: 94
Proteínas: 18 g
Grasas: 3 g
Carbohidratos: 0 g
Fibra: 0 g
Colesterol: 110 mg
sodio: 454 mg

Las Cigalas al ajillo se pueden acompañar

Pan tostado: El pan tostado es una excelente opción para acompañar las cigalas al ajillo, ya que ayuda a absorber el caldo de la preparación.

Papas cocidas: Papas cocidas son una excelente opción para acompañar las cigalas al ajillo, ya que tienen un sabor suave que complementa bien el sabor del marisco.

Arroz: El arroz es una excelente opción para acompañar las cigalas al ajillo, ya que es un complemento básico para muchas comidas.

Ensaladas: Una ensalada de lechuga, tomate, cebolla y pimiento con una vinagreta de limón, puede ser una excelente opción para acompañar las cigalas al ajillo.

Limón: Una rodaja de limón es una excelente opción para acompañar las cigalas al ajillo, ya que le da un toque fresco y acido.

Guarnición de verduras: Puedes agregar una guarnición de verduras cocidas como zanahorias, brócoli o espinacas para agregar una nota de frescura y color.

Acompañamiento de pasta: Puedes acompañar las cigalas al ajillo con una pasta como la fettuccine o spaghetti, para una deliciosa opción de cena.

Aquí te doy algunos trucos para cocinar las Cigalas al ajillo

Asegúrate de limpiar bien las cigalas antes de cocinarlas, retirando las cabeza y las patas.

Usa ajo fresco y picado finamente para cocinar las cigalas, esto le dará un sabor más intenso y natural.

Usa vino blanco seco para cocinar las cigalas, esto le dará un sabor más fresco y delicado.

Cocina las cigalas a fuego medio-alto para evitar que se quemen y se cocinen de manera homogénea.

Usa una sartén grande con fondo grueso para cocinar las cigalas, esto ayudará a evitar que se quemen.

No cocines las cigalas por más tiempo de lo necesario, ya que se pueden volver duras y secas.

Sirve las cigalas calientes, ya que su sabor y textura son mejores cuando están calientes.

Decora con perejil picado para darle un toque fresco y visualmente atractivo.

No sobrecocer las cigalas, es importante que estén cocidas pero no se deshagan, ya que pierden su textura.

Deja un comentario