Receta casera de turrón blando de almendras

¿Quién dijo que el turrón solo se disfruta en Navidad? Con esta receta casera podrás preparar tu propio turrón blando de almendras en cualquier época del año. Sorprende a tus amigos y familiares con este dulce tradicional español, hecho con ingredientes naturales y sin conservantes artificiales. ¡Es muy fácil de hacer y seguro que te va a encantar!

Ingredientes:
– 300 gramos de almendras peladas
– 200 gramos de miel
– 200 gramos de azúcar
– 2 claras de huevo

Valor nutricional:
Las almendras son ricas en grasas saludables, proteínas, fibra, vitaminas y minerales como calcio, magnesio y hierro. La miel y el azúcar aportan energía y dulzor al turrón, pero deben ser consumidos con moderación debido a su alto contenido en azúcares.

Paso a paso:
1. Tostar las almendras en el horno precalentado a 180°C durante 10 minutos. Dejar enfriar y picar en trozos pequeños.
2. En una cazuela, calentar la miel y el azúcar a fuego medio hasta que se disuelvan y formen un jarabe espeso.
3. Batir las claras de huevo a punto de nieve y agregarlas al jarabe, mezclando bien.
4. Agregar las almendras picadas a la mezcla y remover hasta que estén bien incorporadas.
5. Verter la mezcla en un molde rectangular previamente forrado con papel de horno y presionar bien para que quede compacto.
6. Dejar enfriar a temperatura ambiente durante varias horas, preferiblemente de un día para otro.
7. Desmoldar el turrón y cortar en porciones.

El turrón blando de almendras se puede acompañar con una taza de chocolate caliente o un vaso de vino dulce. También se puede servir con frutas frescas, como fresas o uvas, para equilibrar la dulzura del turrón.

1. Es importante tener todos los ingredientes a temperatura ambiente antes de empezar a preparar la receta.
2. Utiliza almendras de buena calidad y tritura lo suficiente para conseguir una textura fina.
3. Controla la temperatura del almíbar y asegúrate de que alcanza los 140 grados Celsius.
4. Añade la miel al final, una vez que el almíbar haya alcanzado la temperatura adecuada.
5. Remueve constantemente durante la preparación para evitar que se formen grumos.
6. Utiliza papel de horno para el molde y presiónalo bien para que el turrón quede compacto.
7. Deja el turrón reposar en un lugar fresco y seco durante al menos 24 horas antes de consumirlo.

¿Cuál es la duración de los turrones hechos en casa?

La duración de los turrones caseros depende de varios factores, como la calidad de los ingredientes y el almacenamiento adecuado. En el caso del turrón blando de almendras, se pueden seguir los siguientes consejos:

  • Una vez que el turrón esté completamente frío, envuélvelo en papel film o papel de aluminio para evitar que se reseque.
  • Guárdalo en un lugar fresco y seco, alejado de la luz directa del sol. La temperatura ideal es de 18 a 20 grados Celsius.
  • Si se almacena correctamente, el turrón blando de almendras puede durar hasta un mes.

¿Cuál es el origen del turrón y su creador?

El turrón es un dulce típico de la Navidad en España, elaborado principalmente con almendras y miel. Su origen se remonta a la época de los árabes en la península ibérica, quienes introdujeron el consumo de almendras y la técnica de elaborar dulces con miel.

Según la leyenda, el primer turrón fue creado en la localidad de Jijona, en la provincia de Alicante, por un grupo de pasteleros que buscaban una forma de conservar su producción de almendras durante todo el año.

El creador del turrón en sí es desconocido, pero se sabe que fue popularizado por la familia Roig, quienes fundaron la empresa «El Lobo» en Jijona en 1834 y comenzaron a vender turrón en todo el país. Desde entonces, el turrón se ha convertido en un símbolo de la Navidad en España y se elaboran diferentes variedades en todo el país.

Variedades de turrón: ¿Cuáles son?

Existen diferentes tipos de turrón, cada uno con sus propias características y sabores. Algunas de las variedades más populares son:

Turrón duro: El turrón duro es el más tradicional y consiste en almendras enteras mezcladas con miel y azúcar. Se endurece gracias a la cocción del azúcar y se presenta en forma de tabletas o barras.

Turrón blando: El turrón blando también se elabora con almendras y miel, pero se diferencia del turrón duro en que se trituran las almendras para conseguir una textura más suave. Se presenta en forma de tabletas y es más fácil de masticar.

Turrón de yema: El turrón de yema se elabora con yema de huevo, azúcar y almendras. Tiene una textura suave y un sabor muy dulce.

Turrón de chocolate: El turrón de chocolate se elabora con chocolate negro o con leche y almendras. Es perfecto para los amantes del chocolate.

También existen otras variedades de turrón como el turrón de coco, de frutas, de nata, entre otros.

Como conclusión, la receta casera de turrón blando de almendras es una excelente opción para sorprender a tus seres queridos durante las fiestas navideñas. Con ingredientes simples y un proceso sencillo, podrás disfrutar de un turrón delicioso y de alta calidad en la comodidad de tu hogar. Anímate a prepararlo y comparte con nosotros tu experiencia. ¡Feliz Navidad!

Deja un comentario