Pastel de estufa sin horno: receta fácil y rápida

¿Te encantaría disfrutar de un delicioso pastel pero no tienes horno? No te preocupes, tenemos la solución perfecta para ti. Te presentamos una receta fácil y rápida para hacer un delicioso pastel de estufa sin necesidad de usar el horno. Con ingredientes simples y pasos sencillos, podrás sorprender a todos con un postre delicioso y sin complicaciones. Anímate a probarlo y verás que no te arrepentirás.

Ingredientes básicos para el pastel de estufa

Para preparar un pastel de estufa sin horno necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 paquete de galletas saladas (200 gramos)
  • 1 lata de atún en agua (150 gramos)
  • 1 taza de mayonesa
  • 1/2 cebolla picada
  • 2 tomates picados
  • 1/2 taza de chícharos
  • 1/2 taza de zanahoria rallada
  • 1/2 taza de aceitunas picadas
  • 1 taza de queso rallado

Recuerda que estos son los ingredientes básicos, pero puedes agregar u omitir algunos según tu preferencia.

Preparación del bizcocho en la estufa

Para preparar el bizcocho en la estufa necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche
  • 1/2 taza de aceite vegetal
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Para comenzar, mezcla en un tazón la harina, el azúcar y el polvo para hornear. En otro tazón aparte, bate los huevos, la leche, el aceite vegetal y el extracto de vainilla hasta que la mezcla esté homogénea.

Agrega la mezcla líquida a la mezcla de harina poco a poco, revolviendo constantemente hasta obtener una masa suave y sin grumos.

A continuación, en una sartén grande y profunda, agrega una capa de papel aluminio y engrasa con aceite en spray. Vierte la mezcla de bizcocho en la sartén y tapa con una tapa hermética o con papel aluminio.

Coloca la sartén en la estufa a fuego medio-bajo y cocina durante unos 30-40 minutos, o hasta que el bizcocho esté dorado y cocido por completo. Para comprobar si está listo, inserta un palillo en el centro del bizcocho y si sale limpio, está cocido.

Nota: Es importante estar atento al fuego durante todo el proceso de cocción para evitar que se queme el bizcocho. Si el fuego es demasiado alto, baja el calor y si es demasiado bajo, aumenta un poco el fuego.

Cómo hacer el relleno de manera sencilla

Para hacer el relleno de este pastel de estufa sin horno necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 lata de atún
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de queso rallado
  • 1 taza de mayonesa
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

1. Primero, pica finamente la cebolla, los pimientos y los dientes de ajo.

2. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto.

3. Agrega la cebolla y los pimientos picados y cocina hasta que estén suaves, aproximadamente 5-7 minutos.

4. Agrega los dientes de ajo picados y cocina por 1-2 minutos más.

5. Agrega la lata de atún y mezcla bien con las verduras.

6. Agrega la taza de queso rallado y mezcla hasta que se derrita y se combine con los demás ingredientes.

7. Finalmente, agrega la taza de mayonesa y mezcla hasta que todo esté bien combinado.

8. Sazona con sal y pimienta al gusto.

Pasos para armar y decorar el pastel sin horno

Paso 1: En un recipiente, mezcla los bizcochos con la leche condensada hasta obtener una masa homogénea.

Paso 2: En otro recipiente, bate la crema para batir hasta que forme picos suaves.

Paso 3: Incorpora la crema batida a la mezcla de bizcochos y leche condensada, con movimientos envolventes hasta que se integren.

Paso 4: Agrega las frutas en almíbar a la mezcla y vuelve a mezclar con cuidado.

Paso 5: Coloca una capa de papel aluminio en el fondo de un molde para pastel y vierte la mezcla encima, nivelando la superficie.

Paso 6: Refrigera el pastel durante al menos 2 horas para que tome consistencia.

Paso 7: Una vez que el pastel esté firme, decora la superficie con crema batida y frutas frescas al gusto.

Consejos para conservar el pastel de estufa fresco

1. Almacenamiento adecuado: Para conservar el pastel de estufa fresco, es importante almacenarlo adecuadamente. Después de enfriar el pastel, cúbrelo con papel plástico o envuélvelo en papel de aluminio y guárdalo en el refrigerador. De esta manera, se conservará fresco por más tiempo.

2. No cortar hasta que se vaya a servir: Es recomendable no cortar el pastel hasta que se vaya a servir. De esta manera, se evita que se seque y pierda su textura suave y húmeda.

3. Mantener alejado de la luz solar directa: Es importante mantener el pastel de estufa alejado de la luz solar directa. La luz solar puede afectar la textura y el sabor del pastel, por lo que es recomendable guardarlo en un lugar fresco y oscuro.

4. Consumir dentro de los 3-4 días: Aunque el pastel de estufa se puede conservar en el refrigerador por varios días, es recomendable consumirlo dentro de los 3-4 días posteriores a su preparación. De esta manera, se garantiza su frescura y sabor óptimo.

Si buscas una opción rápida y sencilla para un postre delicioso, el pastel de estufa sin horno es la solución perfecta. Con ingredientes fáciles de conseguir y un proceso que no te llevará más de 30 minutos, podrás sorprender a tus invitados con un postre delicioso y original. Así que no lo dudes más, ¡anímate a preparar esta receta!

¡Gracias por leer nuestro artículo y esperamos que disfrutes de este delicioso pastel!

Deja un comentario