Lasaña fácil de carne molida y queso: receta sencilla

Si eres un amante de la lasaña pero no tienes mucho tiempo para cocinar, no te preocupes. Tenemos la solución perfecta para ti: una receta sencilla de lasaña de carne molida y queso que te dejará con la boca agua. Con unos pocos ingredientes y un poco de tiempo en el horno, podrás disfrutar de una deliciosa lasaña casera en cuestión de minutos. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo prepararla!

El queso ideal para preparar la lasaña

El queso es un ingrediente fundamental en la preparación de una deliciosa lasaña. Para que esta pasta horneada quede perfecta, es importante elegir el queso adecuado.

Queso ricotta: Es un queso fresco, suave y cremoso que se utiliza en la preparación de la lasaña. Se mezcla con huevo, sal, pimienta y otros condimentos, para crear una capa suave y cremosa en la lasaña.

Queso parmesano: Este queso italiano es uno de los favoritos para la lasaña. Su sabor fuerte y salado le agrega un toque especial a la pasta horneada. Se utiliza para decorar la parte superior de la lasaña, una vez que está lista.

Queso mozzarella: Este queso es el rey de la lasaña. Es suave y derretido, lo que lo hace perfecto para mezclarlo con la salsa de carne y los otros ingredientes de la lasaña. Además, su textura derretida lo hace perfecto para crear esas deliciosas hebras de queso que salen de la lasaña cuando la cortas.

Cómo cocinar lasaña sin necesidad de hervir las láminas

Paso 1: Precalienta el horno a 180°C.

Paso 2: Prepara la salsa de carne molida como se indica en la receta.

Paso 3: En un recipiente aparte, mezcla 500 gramos de queso ricotta con 1/2 taza de queso parmesano y 2 huevos.

Paso 4: En un molde para hornear de 23×33 cm, coloca una capa delgada de salsa de carne en el fondo.

Paso 5: Cubre la salsa con una capa de láminas de lasaña sin cocinar, asegurándote de que no se superpongan.

Paso 6: Cubre las láminas con una capa de la mezcla de queso.

Paso 7: Repite los pasos 4 a 6 hasta que hayas utilizado toda la salsa y la mezcla de queso. Termina con una capa de queso.

Paso 8: Cubre el molde con papel aluminio y hornea por 45 minutos.

Paso 9: Retira el papel aluminio y hornea por 15 minutos adicionales hasta que el queso esté dorado y burbujeante.

Descubre los ingredientes de la salsa blanca de la lasaña

La salsa blanca, también conocida como bechamel, es uno de los ingredientes clave en la preparación de una deliciosa lasaña. A continuación, te contamos los ingredientes que necesitas para hacer una salsa blanca perfecta:

  • Mantequilla: 3 cucharadas.
  • Harina: 3 cucharadas.
  • Leche: 2 tazas.
  • Sal: al gusto.
  • Nuez moscada: una pizca.

Consejos para evitar que la lasaña se vuelva aguada

1. Cocina la pasta al dente: Es importante que la pasta no se cocine demasiado, ya que esto hará que absorba más líquido durante la cocción en el horno. Cocina la pasta en agua hirviendo con sal durante unos 10 minutos, o según las instrucciones del paquete, hasta que esté al dente.

2. Usa una salsa espesa: Si la salsa que utilizas es muy líquida, la lasaña se volverá aguada. Es recomendable utilizar una salsa espesa y concentrada, como la salsa boloñesa o la salsa bechamel.

3. Escurre bien la carne molida: Si estás usando carne molida en la lasaña, asegúrate de cocinarla bien y de escurrirla bien antes de agregarla a la lasaña. Si la carne tiene demasiada grasa, esto se filtrará en la lasaña y la hará más líquida.

4. Agrega capas de queso: El queso es un ingrediente que puede agregar humedad a la lasaña, pero también es uno de los más importantes. Agrega capas de queso entre las capas de pasta y salsa para absorber la humedad y evitar que la lasaña se vuelva aguada.

5. Cubre la lasaña con papel aluminio: Durante la cocción en el horno, cubre la lasaña con papel aluminio para evitar que se seque demasiado. Esto también ayudará a retener la humedad y evitar que la lasaña se vuelva aguada.

¡Y listo! Ya tienes la receta perfecta para preparar una deliciosa lasaña de carne molida y queso en casa de manera sencilla y sin complicaciones. Esperamos que disfrutes de este plato tanto como nosotros y que puedas compartirlo con tus seres queridos en cualquier ocasión. ¡Buen provecho!

¡Gracias por visitar nuestra web de alimentación! Esperamos que hayas disfrutado de esta receta y que te animes a probar muchas más en el futuro. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales para estar al tanto de todas las novedades y recetas deliciosas que tenemos para ti. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario