¿Cómo se comportan los girasoles en ausencia de sol?

Los girasoles son conocidos por seguir el sol durante el día, moviendo sus cabezas para mantenerse orientados hacia él. Pero, ¿qué sucede cuando el sol no está presente? ¿Cómo se comportan los girasoles en ausencia de sol? A pesar de que pueden parecer estáticos, estos impresionantes girasoles tienen una respuesta sorprendente cuando el sol no está presente. En este artículo, exploraremos cómo los girasoles se comportan en la oscuridad y cómo se adaptan para sobrevivir en condiciones de poca luz.

Girasoles en días nublados: ¿Qué pasa?

Los girasoles son conocidos por su capacidad para seguir el sol durante el día, un proceso conocido como heliotropismo. Pero, ¿qué sucede cuando el sol no está presente?

En ausencia de sol, los girasoles dejan de seguir su movimiento y se quedan mirando hacia el este. Esto se debe a que durante la noche, los girasoles usan una proteína interna para «recordar» la posición del sol del día anterior. Por lo tanto, cuando el sol no está presente, los girasoles no tienen una referencia clara de su posición actual y simplemente se quedan en su última posición conocida.

Además, en días nublados, los girasoles pueden ajustar su dirección ligeramente hacia el oeste. Esto se debe a que los rayos de sol dispersos por las nubes pueden proporcionar una referencia general de la posición del sol, aunque no tan fuerte como en un día soleado.

Es importante tener en cuenta que, si bien los girasoles pueden no seguir el sol en ausencia de luz solar directa, todavía necesitan luz para crecer y prosperar. Si se mantienen en la oscuridad durante demasiado tiempo, pueden marchitarse y morir.

La dirección de los girasoles sin sol

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de California en Davis, encontró que los girasoles se orientan hacia el este durante la noche en ausencia de luz solar. Este comportamiento, conocido como heliotropismo, es el movimiento de las plantas en respuesta a la luz solar.

Sin embargo, en ausencia de sol, los girasoles siguen moviéndose en busca de luz, pero en lugar de moverse hacia el oeste para seguir la trayectoria del sol, se orientan hacia el este, preparándose para el amanecer. Los investigadores descubrieron que esta dirección se mantiene incluso en condiciones de completa oscuridad.

Según los científicos, la orientación hacia el este puede deberse a que los girasoles necesitan estar listos para capturar la luz solar en cuanto aparezca, para realizar la fotosíntesis y producir energía para su crecimiento.

Comportamiento de los girasoles: ¿qué revela?

Los girasoles son plantas heliotrópicas, lo que significa que siguen el movimiento del sol a lo largo del día. Durante la noche, las flores de los girasoles se orientan hacia el este en anticipación a la salida del sol. Sin embargo, ¿cómo se comportan en ausencia de sol?

Un estudio reciente realizado por científicos de la Universidad de California, Davis, reveló que los girasoles tienen un comportamiento circadiano (relacionado con los ritmos biológicos de 24 horas). Durante el día, los girasoles siguen el sol en su movimiento por el cielo, pero por la noche, se detienen y «duermen» en una posición orientada hacia el este.

Este comportamiento nocturno puede ayudar a los girasoles a conservar energía y protegerse de los depredadores nocturnos. Además, los girasoles que se cultivan en campos rodeados de otros girasoles pueden ajustar su comportamiento para evitar sombrear a sus vecinos y maximizar la cantidad de luz solar que reciben.

Cuidado de girasoles sin sol

Para cuidar adecuadamente los girasoles en ausencia de sol, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Riego adecuado: Los girasoles necesitan agua regularmente, especialmente en ausencia de sol. Es importante mantener el suelo húmedo, pero no empapado.
  • Fertilizante: Los girasoles necesitan nutrientes adicionales en ausencia de sol. Es recomendable utilizar un fertilizante equilibrado para ayudar a mantener la salud de la planta.
  • Luz artificial: En ausencia de sol, es necesario proporcionar luz artificial a los girasoles. Las luces fluorescentes son una buena opción para simular la luz solar.
  • Temperatura: Los girasoles prefieren temperaturas cálidas, por lo que es importante mantenerlos en un ambiente cálido y protegido de las corrientes de aire.

En pocas palabras, los girasoles tienen una respuesta muy peculiar cuando se encuentran en ausencia de sol. Este comportamiento se debe a su capacidad de seguir la luz y adaptarse a su entorno. Sin embargo, es importante recordar que los girasoles necesitan del sol para crecer y prosperar. Por lo tanto, es esencial cuidar su exposición a la luz solar para garantizar su salud y belleza.

Deja un comentario