El proceso para obtener ajo negro en casa

¿Te has preguntado cómo obtener ajo negro en casa? Es un ingrediente cada vez más popular en la gastronomía, gracias a su sabor dulce y suave y a sus propiedades nutricionales. El proceso para obtener ajo negro en casa es más sencillo de lo que parece y puede ser una actividad divertida para hacer en familia. En este artículo te explicamos paso a paso cómo lograrlo y disfrutar de esta deliciosa variedad de ajo en tus platos favoritos.

Proceso del ajo negro

Fermentación controlada del ajo fresco a baja temperatura.
Transformación enzimática convierte los carbohidratos en compuestos complejos.
Color oscuro, textura suave y sabor único.
Beneficios para la salud: antioxidante, antiinflamatorio, cardioprotector.
Proceso casero: horno, olla de cocción lenta o fermentador.
Paciencia: toma de 2 a 4 semanas.
Precaución: higiene y control de temperatura.
Consumo: como condimento, snack o suplemento.
Variedades: ajo negro entero, pelado, en polvo o cápsulas.
Cocina creativa: recetas con ajo negro en postres y platos salados.

Secando el ajo negro: ¿cómo hacerlo?

Para obtener ajo negro en casa, es necesario secar los ajos frescos durante un período de tiempo prolongado y a temperaturas específicas. Este proceso de secado es lo que convierte el ajo fresco en ajo negro, y es esencial para obtener las propiedades y sabores característicos de este ingrediente.

¿Qué se necesita para secar el ajo negro?
Para secar el ajo negro, necesitarás los siguientes materiales:

  • Ajos frescos
  • Una olla de cocción lenta
  • Papel de aluminio
  • Aceite de oliva
  • Una bolsa de plástico
  • Una fuente de calor

¿Cómo se seca el ajo negro?
Para secar el ajo negro, sigue estos pasos:

  1. Corta las puntas de los ajos frescos y colócalos en la olla de cocción lenta.
  2. Vierte una pequeña cantidad de aceite de oliva sobre los ajos.
  3. Cubre la olla con papel de aluminio y cocina los ajos a baja temperatura durante 2-3 semanas.
  4. Una vez que los ajos estén completamente secos y blandos, retíralos de la olla y colócalos en una bolsa de plástico.
  5. Deja los ajos en la bolsa durante 2 semanas más a temperatura ambiente.

Ajo negro: ¿cómo prepararlo y beneficios?

El ajo negro es un tipo de ajo que ha sido fermentado durante un largo período de tiempo. A diferencia del ajo crudo, el ajo negro tiene un sabor dulce y suave, además de una textura suave y pegajosa. A continuación, se describen los pasos necesarios para preparar ajo negro en casa y algunos de sus beneficios para la salud:

Paso 1: Compra una o varias cabezas de ajo crudo. Asegúrate de que estén frescas y firmes.

Paso 2: Coloca las cabezas de ajo crudo en un recipiente hermético. Puedes usar una bolsa de plástico con cierre hermético o un frasco de vidrio con tapa.

Paso 3: Coloca el recipiente en un lugar oscuro y cálido durante al menos 30 días. La temperatura ideal para la fermentación del ajo negro es de alrededor de 60 grados Celsius.

Paso 4: Después de 30 días, saca las cabezas de ajo del recipiente y retira la piel. El ajo negro debe estar suave y pegajoso.

Beneficios: El ajo negro tiene muchos beneficios para la salud, como el fortalecimiento del sistema inmunológico, la reducción del colesterol y la presión arterial, y la prevención del cáncer.

Plantar ajos negros: guía breve

Paso 1: Compra ajos blancos de buena calidad en una tienda de jardinería o en línea.

Paso 2: Separa los dientes y plántalos en un suelo rico en nutrientes y bien drenado.

Paso 3: Coloca los dientes de ajo a una profundidad de aproximadamente 4 cm y a una distancia de unos 15 cm entre ellos.

Paso 4: Mantén el suelo húmedo, pero no empapado.

Paso 5: Espera aproximadamente 6 meses para que los ajos crezcan y maduren.

Paso 6: Después de la cosecha, cuelga los ajos en un lugar seco y bien ventilado para que se sequen y se conviertan en ajos negros.

Ajo negro de Las Pedroñeras: proceso de elaboración

1. Selección del ajo: Seleccionar los ajos de mayor calidad, preferiblemente de la variedad «Morado de Las Pedroñeras», que es conocido por su sabor y aroma suave y dulce.

2. Fermentación: Los ajos se colocan en un recipiente hermético y se someten a un proceso de fermentación a una temperatura controlada entre 60 y 70 grados Celsius durante un periodo de 30 a 40 días. Durante este proceso, los azúcares del ajo se caramelizan y se produce el característico color negro, así como un sabor y aroma únicos.

3. Secado: Después de la fermentación, los ajos se someten a un proceso de secado durante varios días para eliminar la humedad y obtener una textura suave y pegajosa.

4. Envasado: Finalmente, se envasa el ajo negro en condiciones de alta calidad para garantizar su conservación.

Obtener ajo negro en casa puede ser un proceso largo y tedioso, pero el resultado final es un ingrediente delicioso y saludable que puede mejorar cualquier plato. Si estás dispuesto a invertir tiempo y paciencia en este proceso, definitivamente vale la pena intentarlo. ¡Anímate a probarlo y sorprende a tus amigos y familiares con tus habilidades culinarias!

Deja un comentario