Receta de Langostino Fresco: Cocido al Ajillo

Aprende a preparar un delicioso langostino fresco cocido al ajillo con esta receta fácil y rápida. Con un valor nutricional bajo en grasas y carbohidratos, y rico en proteínas, esta es una opción perfecta para aquellos que buscan una comida sana y sabrosa. Sigue el paso a paso y disfruta de un delicioso langostino fresco en casa.

El langostino fresco es un mariscos delicioso y saludable, rico en proteínas y bajo en grasas y carbohidratos. En esta receta te mostraremos como cocinar un delicioso langostino fresco al ajillo con una sencilla pero sabrosa preparación. siguiendo unos simples pasos podrás disfrutar de un delicioso langostino fresco en casa.

 

Ingredientes:

1 kilo de langostino fresco
4 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de sal marina
1 cucharadita de pimienta negra
1 limón

Valor nutricional por porción (aproximadamente 100 gramos):

Calorías: 95
Proteínas: 19 gramos
Grasas: 2 gramos
Carbohidratos: 1 gramo

Preparación:

Limpiar y desvenar los langostinos frescos.

Picar finamente los dientes de ajo.

Calentar una sartén con el aceite de oliva y agregar el ajo picado. Sofreir durante unos minutos hasta que esté dorado.

Agregar los langostinos frescos a la sartén y sazonarlos con sal marina y pimienta negra.

Cocinar a fuego medio durante unos minutos, hasta que los langostinos estén cocidos y rosados.

Servir caliente y exprimir el limón sobre los langostinos.

Puedes acompañar con una ensalada o arroz blanco para una comida completa.

Los langostinos cocidos frescos son una opción saludable y deliciosa, rica en proteínas y baja en grasas y carbohidratos. Es importante recordar cocinarlo fresco para asegurar su sabor y textura óptimos, el tiempo de cocción es corto, por lo que es importante no sobrecocinar para evitar que se deshagan.

Con qué puedo acompañar el langostino fresco cocido al ajillo

Arroz: arroz blanco, arroz integral, arroz frito.
Pasta: fettuccine, spaghetti, linguine.
Verduras: brócoli, espinacas, coliflor, calabacín, etc.
Ensaladas: ensaladas verdes, ensaladas de quinoa, ensaladas de arroz.
Salsas: salsa de limón, salsa de ajo, salsa de tomate.
Guarniciones: limón, cebolla, hierbas frescas, ajo.
También se puede acompañar con una variedad de vegetales cocidos al vapor, ensaladas, arroces, pastas, salsas, hierbas frescas, etc. Es importante tener en cuenta que se recomienda no sobrecargar el mariscos con salsas o condimentos fuertes para no tapar su sabor natural.

Trucos para que el langostino fresco cocido al ajillo salga perfecto

Utilizar mariscos fresco: Es importante que el mariscos sea fresco para obtener un sabor y textura óptimos. Asegúrate de que el mariscos huela fresco y no tenga mal olor.

No sobrecocinar: El langostino fresco cocido al ajillo se cocina rápidamente, así que es importante no sobrecocinarlo para evitar que se seque y pierda su sabor y jugosidad.

Utilizar una sartén caliente: Calienta bien la sartén antes de cocinar el mariscos para evitar que se pegue y se deshaga.

No usar demasiado aceite: Utiliza solo unas cucharadas de aceite de oliva para evitar que el mariscos quede grasoso.

No tapar el sabor natural: No sobrecargues el mariscos con salsas o condimentos fuertes, para no tapar su sabor natural.

Utilizar utensilios adecuados: Es recomendable utilizar pinzas para evitar dañar el mariscos y facilitar su manejo

Siguiendo estos trucos, podrás cocinar un delicioso langostino fresco cocido al ajillo, con un sabor y textura óptimos.

Deja un comentario