Receta fácil y deliciosa de Mejillones Gallegos al Vapor

Disfruta de una deliciosa y fácil receta de mejillones Gallegos al vapor con este paso a paso. Con solo unos pocos ingredientes, podrás disfrutar de un mariscos delicioso y lleno de sabor en poco tiempo. ¡Prueba esta receta hoy!

Los Mejillones Gallegos son una deliciosa opción de mariscos bajas en calorías y ricas en proteínas y colesterol, con un sabor delicioso y fácil de preparar. Esta receta te enseña paso a paso cómo preparar Mejillones Gallegos perfectos al vapor, mezclados con una salsa de ajo, vino blanco, mantequilla y perejil. El vapor es la forma ideal de cocinar los mejillones ya que ayuda a mantener su textura y sabor natural. ¡Sigue leyendo para aprender a cocinar esta deliciosa receta!

 

Ingredientes:

2 kilos de mejillones Gallegos
1/4 taza de caldo de pescado
2 dientes de ajo picados
1/4 taza de vino blanco
2 cucharadas de perejil picado
1 cucharada de mantequilla
Sal y pimienta al gusto

Valor nutricional (por 100g de Mejillones Gallegos):

Calorías: 78
Proteínas: 15g
Grasas: 1g
Carbohidratos: 2g
Fibra: 1g
Colesterol: 113mg

Preparación:

Limpiar los mejillones retirando las cáscaras y las barbas.
Poner una olla grande con agua a hervir y colocar una rejilla en el fondo.
Colocar los mejillones en la rejilla y cubrirlos con una tapa.
Cocinar los mejillones a fuego medio durante unos 8-10 minutos, hasta que se abran.
Retirar los mejillones de la olla y guardar el caldo resultante.
Calentar una sartén a fuego medio y agregar la mantequilla, el ajo y el caldo de los mejillones.
Añadir el vino blanco y dejar cocinar por unos minutos hasta que se evapore el alcohol.
Agregar el perejil picado y sazonar con sal y pimienta al gusto.
Mezclar bien y dejar cocinar por unos minutos más.
Servir los mejillones con la salsa y disfrutar.

Los Mejillones Gallegos son una deliciosa opción de mariscos bajas en calorías y ricas en proteínas y colesterol, con un sabor delicioso y fácil de preparar. Esta receta es fácil y rápida de preparar, cocinando los mejillones al vapor y luego mezclándolos con una salsa de ajo, vino blanco, mantequilla y perejil. El vapor es la forma ideal de cocinar los mejillones ya que ayuda a mantener su textura y sabor natural. Puedes acompañarlo con una ensalada verde o arroz blanco y disfrutar de una deliciosa cena de mariscos.

Puedes acompañar los mejillones Gallegos al vapor con una variedad de opciones

Pan tostado: para mojar en la salsa de vino blanco y disfrutar del sabor completo de la receta.
Arroz blanco: es una opción clásica y sencilla para acompañar los mejillones y absorber la salsa.
Ensalada verde: para añadir un poco de vegetales frescos y un contraste de textura.
Puré de papa: para una opción más contundente y saciante.
Guarnición de vegetales al vapor o a la plancha: brócoli, espinacas, calabacín, pimientos entre otros.
También puedes servirlos en una cama de pasta o en un sandwich.
Es tradicional servirlo con patatas fritas o patatas al vapor.

Hay muchas opciones para acompañar los Mejillones Gallegos al Vapor, elige la que más te guste y disfruta de esta deliciosa receta.

Trucos para que tu receta de Mejillones Gallegos al Vapor salga perfecta

Asegúrate de limpiar bien los mejillones antes de cocinarlos, retirando las cáscaras y las barbas.
Usa un caldo de pescado de buena calidad para darle un sabor rico y delicioso a los mejillones.
No te olvides de sazonar la receta con suficiente sal y pimienta para que tenga un buen sabor.
Sirve los mejillones calientes y recién cocidos para disfrutar al máximo su sabor y textura.
Utiliza ajo y perejil frescos.
Usa vino blanco seco en lugar de dulce para que la receta tenga un sabor más equilibrado.
Asegúrate de cocinar los mejillones a través, pero sin sobrecocinarlos para que se mantengan suaves y jugosos.
No olvides mezclar bien los mejillones con la mezcla de ajo, vino blanco, caldo y perejil antes de cocinarlos para que se impregnen bien del sabor.

Siguiendo estos trucos, tu receta de Mejillones Gallegos al Vapor estará lista para disfrutarla con tu familia y amigos, con un sabor delicioso y textura perfecta. Además, es importante recordar que al cocinar mariscos es importante cocinarlos de manera rápida ya que se cocinan muy rápido y no se deben sobre cocinar para evitar que se resequen y pierdan su sabor y textura. Por lo tanto, es importante estar pendiente y cocinarlos en un fuego medio para obtener los mejores resultados.

Deja un comentario