Chiles rellenos de pollo: deliciosa receta para probar en casa

Si eres un amante de la comida mexicana y estás buscando una receta fácil y deliciosa para probar en casa, no busques más. Los chiles rellenos de pollo son una opción perfecta para una cena llena de sabor y textura. Con una combinación de pollo tierno, queso derretido y chiles picantes, esta receta nunca falla en impresionar a tus invitados o simplemente para una cena familiar. Sigue leyendo para descubrir cómo preparar esta deliciosa receta.

Ingredientes necesarios para preparar chiles rellenos de pollo

  • 4 chiles poblanos
  • 2 pechugas de pollo cocidas y desmenuzadas
  • 1 taza de arroz cocido
  • 1/2 taza de frijoles negros cocidos
  • 1/2 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 taza de queso Chihuahua rallado
  • 1 cucharada de comino molido
  • 1 cucharada de orégano seco
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite para freír

Paso a paso: cómo hacer chiles rellenos de pollo en casa

Para preparar unos deliciosos chiles rellenos de pollo en casa, sigue estos sencillos pasos:

  1. Asa los chiles: Lava los chiles poblanos y ásalos directamente sobre la estufa o en una parrilla hasta que su piel esté negra y carbonizada. Después, colócalos en una bolsa de plástico y déjalos reposar por 10 minutos para que suden y su piel se desprenda fácilmente.
  2. Limpia los chiles: Retira la piel negra de los chiles y haz un corte en la parte superior para retirar las semillas y venas con cuidado. Enjuágalos con agua fría y sécalos con una toalla de papel.
  3. Prepara el relleno: Cocina el pollo en una sartén con aceite de oliva hasta que esté dorado. Agrega cebolla, ajo, chile serrano, tomate y sal al gusto. Una vez que los ingredientes estén suaves, agrega el pollo y cocina a fuego lento durante 10 minutos.
  4. Rellena los chiles: Rellena los chiles poblanos con la mezcla de pollo y coloca un trozo de queso Oaxaca en la parte superior.
  5. Prepara la salsa: Licua jitomate, cebolla, ajo, sal y chile serrano al gusto. Calienta la salsa en una cacerola y cocina a fuego lento durante 10 minutos.
  6. Freír los chiles: Bate las claras de huevo hasta que estén firmes y agrega las yemas. Sumerge los chiles poblanos rellenos en la mezcla de huevo y fríelos en una sartén con aceite caliente hasta que estén dorados.
  7. Servir: Sirve los chiles rellenos de pollo en un plato y cubre con la salsa caliente.

Consejos para lograr chiles rellenos de pollo perfectos

  • Elige chiles frescos y firmes para evitar que se rompan durante la cocción.
  • Para evitar que los chiles estén demasiado picantes, quita las semillas y las venas con cuidado.
  • Cocina el pollo antes de rellenar los chiles para asegurarte de que esté completamente cocido.
  • Añade ingredientes adicionales a la mezcla de relleno, como maíz o queso, para darle sabor y textura.
  • Para evitar que el relleno se salga, cierra cuidadosamente los chiles con palillos de dientes antes de freírlos.
  • Utiliza aceite caliente para freír los chiles, pero no demasiado caliente para evitar que se quemen.
  • Sirve los chiles rellenos de pollo con una salsa de tomate o de queso para darle un toque extra de sabor.

Variantes de la receta de chiles rellenos de pollo para experimentar

Si estás buscando darle un toque diferente a tus chiles rellenos de pollo, aquí te dejamos algunas variantes para que puedas experimentar:

  • Chiles rellenos de pollo y queso: agrega queso rallado a la mezcla de pollo para darle un sabor extra y una textura más cremosa.
  • Chiles rellenos de pollo y arroz: mezcla arroz cocido con la mezcla de pollo para darle un toque diferente y una textura más suave.
  • Chiles rellenos de pollo y frijoles: agrega frijoles negros o pintos a la mezcla de pollo para darle un sabor más latino y una textura más sólida.
  • Chiles rellenos de pollo y elote: agrega elote cocido a la mezcla de pollo para darle un sabor más fresco y una textura más crujiente.

Si eres amante de la comida picante, los chiles rellenos de pollo son definitivamente una receta que no puedes dejar de probar en casa. Con ingredientes fáciles de conseguir y sencillos pasos a seguir, podrás disfrutar de un platillo delicioso y lleno de sabor. ¡Anímate a prepararlos y sorprende a tus invitados en tu próxima reunión!

¡Gracias por leer nuestro artículo! Esperamos que hayas disfrutado de esta receta y que te animes a probarla en casa. ¡Nos vemos en la próxima!

Deja un comentario