Judías verdes con jamón: receta fácil y sabrosa

¿Buscas una receta sencilla pero deliciosa? Las judías verdes con jamón son una opción perfecta para sorprender a tus comensales. En este artículo te enseñaremos cómo preparar esta receta fácil y sabrosa, ideal para cualquier ocasión. ¡No pierdas la oportunidad de disfrutar de una comida saludable y llena de sabor!

Las judías verdes con jamón son una receta fácil y deliciosa que puedes preparar en pocos minutos. Además, es una excelente opción para una cena saludable y nutritiva. Las judías verdes son una fuente rica en vitaminas, minerales y fibra, mientras que el jamón aporta proteínas y sabor a la receta.

Ingredientes:

  • 500 gramos de judías verdes
  • 100 gramos de jamón serrano
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Paso a paso:

  1. Lava y corta las judías verdes en trozos pequeños.
  2. Pica la cebolla y los dientes de ajo.
  3. Corta el jamón serrano en tiras finas.
  4. En una cazuela, calienta el aceite de oliva y sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén dorados.
  5. Añade las judías verdes y el jamón serrano y cocina todo durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
  6. Agrega sal y pimienta al gusto.
  7. Sirve caliente.

Las judías verdes con jamón pueden ser un excelente acompañamiento para carnes asadas, pescados al horno o incluso como guarnición para una paella. También pueden servirse como plato principal acompañadas de patatas cocidas o arroz blanco.

– Escoge judías verdes frescas y tiernas para obtener un mejor sabor y textura.
– Añade el jamón en tiras finas para que se cocine más rápido y se mezcle bien con las judías.
– No cocines las judías verdes en exceso para evitar que pierdan su color y se vuelvan blandas y sin sabor.
– Si las judías verdes son muy gruesas, córtalas en trozos más pequeños para que se cocinen uniformemente.
– Añade un poco de ajo y cebolla para darle un toque extra de sabor.
– Utiliza un caldo de verduras o pollo en lugar de agua para cocinar las judías verdes y darle más sabor al plato.

¿Cuáles son los beneficios de consumir judías verdes?

1. Son bajas en calorías: Las judías verdes son una excelente opción para aquellos que buscan perder peso, ya que son bajas en calorías y ricas en fibra.

2. Aportan vitaminas y minerales: Las judías verdes son una buena fuente de vitamina C, vitamina K, ácido fólico y hierro, lo que las convierte en un alimento muy nutritivo.

3. Ayudan a reducir el riesgo de enfermedades crónicas: El alto contenido de antioxidantes en las judías verdes ayuda a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2.

4. Favorecen la digestión: La fibra en las judías verdes ayuda a mantener una buena salud digestiva, promoviendo la regularidad intestinal y previniendo el estreñimiento.

5. Son fáciles de cocinar: Las judías verdes son un ingrediente muy versátil que se puede cocinar de muchas maneras diferentes, desde saltearlas con ajo y aceite hasta cocinarlas al vapor o hervirlas.

Tiempo de duración de las judías verdes cocidas

El tiempo de duración de las judías verdes cocidas puede variar según la frescura y calidad de los ingredientes, así como la preferencia de cocción de cada persona. Normalmente, se recomienda cocer las judías verdes durante 10-15 minutos en agua con sal y después refrescarlas en agua fría para detener la cocción y mantener su color verde vibrante.

Es importante tener en cuenta que las judías verdes pueden perder nutrientes y sabor si se cocinan en exceso. Por lo tanto, es recomendable probar una judía verde para verificar si está cocida al gusto antes de retirarlas del fuego.

Si se desea una textura más crujiente, se puede cocinar por menos tiempo o incluso saltear las judías verdes en una sartén con aceite de oliva durante unos minutos.

¿Cuál es la duración de las judías verdes en la nevera?

Las judías verdes son una verdura fresca y delicada que debe ser almacenada y consumida rápidamente para mantener su sabor y textura. En general, la duración de las judías verdes en la nevera depende de varios factores, como la frescura de las judías, la temperatura de la nevera y la forma de almacenamiento.

Por lo general, las judías verdes frescas se pueden refrigerar por hasta una semana si se almacenan correctamente en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico con cierre. Es importante asegurarse de que las judías estén secas antes de guardarlas para evitar la humedad que puede provocar la aparición de moho.

Si las judías verdes ya han sido cocidas, su duración en la nevera disminuye. Las judías cocidas deben ser refrigeradas en un recipiente hermético y consumidas dentro de los 2-3 días siguientes.

¿Cuáles son las mejores judías verdes?

Hay varias variedades de judías verdes disponibles en el mercado, pero algunas son más adecuadas para esta receta que otras. Aquí están las mejores opciones para usar en nuestra receta de judías verdes con jamón:

Judías verdes redondas: también conocidas como judías verdes francesas, son una variedad popular en Europa. Son más cortas y redondas que las judías verdes planas y tienen un sabor ligeramente dulce. Son una buena opción para esta receta porque se mantienen firmes después de cocidas.

Judías verdes planas: también conocidas como judías verdes americanas, son más comunes en los Estados Unidos. Son más largas y planas que las judías verdes redondas y tienen un sabor más fuerte y terroso. Aunque son menos firmes que las judías verdes redondas, todavía funcionan bien en esta receta.

Judías verdes de vaina: son una variedad de judías verdes que se comen con la vaina. Son más dulces que otras variedades y tienen una textura crujiente. Si utiliza judías verdes de vaina, asegúrese de quitar los extremos duros antes de cocinarlas.

En general, cualquier variedad de judías verdes funcionará para esta receta. Elige la que más te guste o la que esté disponible en tu supermercado local.

Por ello, las judías verdes con jamón son una receta fácil y sabrosa que puedes preparar en cualquier momento. El jamón le da un toque especial a las judías, convirtiéndolas en un plato delicioso y nutritivo. Además, esta receta es muy versátil, ya que puedes añadir otros ingredientes como patatas o cebolla para darle un toque diferente. ¡Anímate a preparar esta deliciosa receta y disfruta de su sabor único!

Deja un comentario